ACREDITACIÓN INTERNACIONAL

En este cambio de época, vale decir que pensamos globalmente y actuamos localmente: es un reto que afrontamos y nos dirige a atravesar las coordenadas espacio-temporales, respondiendo a ese rasgo esencial del hombre que es la historia aquí y ahora; es entonces ahora el reto del colegio Franciscano San Román,

Retos como la acreditación, proceso de evaluación de la calidad educativa que demostrará, el verdadero brío progresista de sus maestros, estudiantes, exalumnos y padres de familia, que verán colmada sus aspiraciones y llenarse de orgullo de ser parte de una institución sistemática y coherente con su axiología franciscana, brindando un servicio de calidad. (discurso Fr. José Luis González 2015).

Después de un proceso largo de investigación y selección del modelo que no contradiga nuestra axiología católica franciscana, se firma el convenio entre el Colegio Franciscano San Román en la gestión del Padre Director Fr. José Luis Gonzalez Quimper OFM. y Consorcio de Centros Educativos Católicos del Perú y la Confederación Nacional Escuelas Particulares México, con el modelo SACE, Sistema de Acreditación de la Calidad Educativa, dicho modelo cuenta con nueve núcleos, 96 estándares.

Los requerimientos para cumplir este reto, es contar con personas identificadas y de espíritu indomable, capaces de sortear grandes y muchas dificultades, para ellos “el secreto del triunfo se encuentra en nunca poner excusas”.

Conforme pasaban las etapas los líderes se fueron autosegregando, unos permanecen y otro se incorporaron. El resultado de ello es:

INTEGRANTES del EIEC. NÚCLEO

 

Este proceso de cinco etapas de tres años medio entre viernes de súper esfuerzo y días miércoles de meta concretas.

En la primera etapa de sensibilización participa, todo el corporativo en general recibiendo las mismas capacitaciones con la misma intensión, pero distinta predisposición. Cada sesión de capacitación requería de tiempo y esfuerzo, por lo menos sacrificar un sábado cada mes, luego las siguientes etapas se fueron dando reuniones con solo los lideres EIEC, a quienes se les exigía comprender y entender su núcleo y cada uno de sus estándares, asistir algunos sábados, trabajar extra por la tarde, realizar trabajo en casa.

Es así que se comprende que este modelo de acreditación, no era comprar un título de calidad en una cena costosa que se entregaba por añadidura, no fue así, requirió de mucho esfuerzo, trabajo, desvelos; donde no todo fue color rosa.

Llega el momento de la tercera etapa de la visita externa y verificación. Donde el equipo de once verificadores internacionales y nacionales ratifican nuestro trabajo, y sobre todo el compromiso, entrega amor por su colegio de los estudiantes, llegando ser felicitados por los verificadores. El garbo, algarabía y entrega superando toda expectativa tanto en las sesiones de clase como en su desempeño en las presentaciones.

Es así que el 31 de octubre se remite la CARTA DIR-P. 274/ 2018, de la Dirección Pedagógica, dándonos a conocer que la reunión de dictaminación del proceso de acreditación realizada en México, era favorable al colegio Franciscano San Román, otorgando la acreditación internacional por el periodo 2019 – 2023.

Hoy 09 de noviembre se realiza la ceremonia magna, en las instalaciones del Consorcio de Centros Educativos Católicos, presidido por la Hermana María de Jesús Zamarripa Guardado, Presidenta de la Confederación Nacional de las Escuelas Particulares de México (CNEP) y la Hermana María Antonieta García Carrizales, Presidenta del Consorcio de Centros Educativos Católicos del Perú. Donde nos entregan los “Certificados de Dictaminación y las Placas de Acreditación.

Con este dictamen podemos decir, Misión cumplida, esta acreditación es nuestro nuevo comienzo, todos los activos y pasivos tienen que sumar no restar, llegará el momento de otros retos y serán otros líderes que estén al frente de esta encomienda. El tiempo pasa, los valores quedan, existen cambios de época, pero mejor aún son las épocas de cambio.